viernes, 23 de octubre de 2009

Un atardecer precioso

El cielo fundía suavemente el naranja, el verde y un azul caído radiante. Abajo, una cama oscura de árboles y pequeñas montañas soportaban el cielo inmenso.El sol había desaparecido, pero no su fuerza, que prendida del cielo seguía llegando hasta mí embobándome.
Hoy, he visto el atardecer en el campo, después sentí el olor a eucalipto que mojaba mis pulmones, abrí las ventanillas del coche y todo el aire de mis venas se renovó.He visto un atardecer precioso.
SUENA THE KNIFE

2 comentarios:

Anónimo dijo...

está en nerva??? dnka

kilometrica y submundos dijo...

Bueno en realidad era camino hacia Nerva, cuando todavía hay árboles, antes de que se viese la mina,que tampoco está nada mal ver el atardecer allí