miércoles, 23 de noviembre de 2011

El río

Ahora,
que conozco todos los caminos.
Sólo me queda
despertarme al borde del río.

7 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

A veces solo nos queda
despertarnos y seguir
como un río.

Saludos :)

13 dijo...

nada, pues pongamos el despertador a una hora extraña, yo llevaré el bikini en el bolso, por lo k pueda pasar¡

lucas dijo...

yo estoy aprendiendo a andar todavía y no pienso dormir hasta que el agua me ahogue... ya hacía tiempo que no te comentaba... pero el post lo merecía! besitos!

13 dijo...

la verdad es que este río da para mucho, como figura retórica cada uno puede tomarla según su espíritu. El río para mi, cuando escribí esto es todo lo nuevo y bueno que está por venir, por eso quiero despertarme junto a él, tener el gusto de escuchar el agua a mi lado, sentir que estoy junto a la vida y todo lo que es potencial,nuevo y vivo (ese día estaba así)

lucas dijo...

lo cierto es que lo he visto (el río del que hablas) de una fuerza que lo arrastra todo, y que me arrastra a todos los estados, a todas las experiencias, y que si no lo mantienes a raya, te hundes, pero si a veces te dejas llevar un poquito, te puede llevar a un sitio mágico... ainss

13 dijo...

Lucas soy toda oidos, digo, ojos

lucas dijo...

jajajajajaja