miércoles, 15 de febrero de 2012

La sangre comenzó a fluir

Un buen día, la mañana apareció limpia.


La sangre se despegó lentamente de las paredes de sus venas.
Un suave fluir comenzó a acariciar su interior con notas fáciles, ligeras, llenas de vida.
Miró hacia el cielo y pudo ver todo el universo que la protegía, a pesar de que lucía un maravilloso sol.
Dio un pequeño salto.
Y comenzó a caminar.

2 comentarios:

Lucas dijo...

aunque estuvieses cansaina??

13 dijo...

claro, por que la sangre comenzó a fluir, no escuchas su pulso?