martes, 14 de julio de 2009

La invasión de los ultracuerpos tras la siesta




Hoy tenía un sueño extremo y soporífero que no me dejaba abandonar el mundo de la siesta. Atrapada en el peso de mi cuerpo, que se quedó pegado al sofá, recordé una de las películas que más miedo me han producido en mi vida. Solo he visto dos versiones, La invasión de los ladrones de cuerpos (1956) dirigida por Don Siegel y La invasión de los ultracuerpos (1978) dirigida por Philip Kaufman. La última,Ibnvasión (2007) dirigida por Oliver Hirschbiegel en la que participa Nicole Kidman no me llamó la atención, pensé que sería comercial y no la vi, así que no puedo opinar sobre ella. Las dos más antiguas contienen varios ingredientes perfectos para helarte la sangre. El fundamental es que, una vez que llegan los extraterrestres a la tierra, se mezclan con los humanos, no los reconoces porque están en los cuerpos de tus amigos del día a día y no de das cuenta de que ya no son los amigos que tú conoces. Por otra parte, no puedes dormirte porque, si lo haces, te conviertes en uno de ellos. Así , los protagonistas pasan la película intentando luchar contra el terrible sueño, que no sé a ti si te pasará, pero para mí es una fuerza mayor que me rinde y me atrapa hacia el otro lado sin remedio. Otro factor esencial para producir miedo, más psicológico que otra cosa, es que si los extraterrestres ya mezclados en la sociedad te descubren gritan con un grito ensordecedor, gutural, para delatarte. Los que habían sido tus amigos son ahora chivatos, delatores malvados sin ningún tipo de escrúpulo que irán contra tu persona. Sin dormir y sin amigos, ¿se puede pedir una película más terrorífica? Vaya el despertar que he tenido, uffff.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

qué casualidad. a mí me ha invadido la misma fuerza onírica este mediodía: recién llegado a casa a las tres y pico, justo de soltar mis llaves y el bolso que llevaba, me tire en la cama noséporqué, donde caí en un profundo sueño de dos horas al instante.
tengo que ver esas pelis, ¿las tienes?...

besos perrunos.

p.d: me tienes que aclarar cosas del diablo.

Anónimo dijo...

Y a mi que eso no me parece raro, caigo to los días en el ultramundo del sofa, con la espalda arropaita, bueno ahora me falta la música de fondo de fama, pero ni por esas...
un beso
El hombre de goma

kilometrica y submundos dijo...

Perro no tengo las pelis pero podemos alquilarlas seguro en Dr Letamendi, allí hay de tó, lo voy a irar ahora. Dan mucho miedo. Las cosas de diablo van por su camino, ardiendoooo y camino de los infiernos ya te contaré pero te digo una cosa tú eres un actor principal en todo esto. Para el hombre de goma nos llevaremos una mantita eléctrica, k caló, pongo mi sófá aunque creo que al final nos quedaremos los tres dormidos, fijo.

Anónimo dijo...

Yo me acuerdo un montón de esa peli. Hay una escena en la que ya casi todos son extraterrestres y están en una estación montandose en el tren, con cara de nada.(porque no tenian emociones ni sentimientos)Y muchas mañanas veo que me estoy montando en el tren con toda esa panda.Una maravilla, valla.


Turmana

La Radio de Darwin dijo...

¿Los extraterrestres fuman porros? en caso afirmativo, quitamos lo de chillar (no soporto los chillidos), y la cosa no puede ser tan mala....

kilometrica y submundos dijo...

turmana no me acordaba pero, es verdad, no tenían sentimientos, eran lo peor de lo peor.
Oye Darwin recuerdo una, dos, tres noches en Itaca en la que los chillidos llegaban a mis oidos de no sé muy bien dónde, venga no te acuerdas???estaba todo lleno de extraterrestres y todos fumaban porros, un mundo ideal, a las 7 de la mañana, k tiempos aquellos, puag¡¡¡