miércoles, 16 de septiembre de 2009

VÉRTIGO


Miro mis manos vacías.
Miro mi corazón asfixiado.
Miro mi cabeza perdida.
Miro mi boca, dormida.
Respiro el olor del otoño.
Aspiro tu aire,
lo imagino.
Cuentos las horas.
Me duermo
Sueño con olas
Me dejo
Me acunan las olas perdidas

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Arrecogete el moño que llega el otoño...

kilometrica y submundos dijo...

Bueno como tú eres medio pelukero podrás recogérmelo tú, ya me llega, tengo el pelo muy largo. Ahora que hace frio estará más calentita y si me caigo, de vértigo, me servirá de colchón.

Anónimo dijo...

mientras le quede vista y olfato, y el recuerdo de las olas que borran sin importarles, el pasado escrito en la arena, todo va bien.
xxx
B