lunes, 22 de febrero de 2010

Más listas, y listas, y listas.....

Dothy pensaba en sus palabras: "eres lo que eres ahora, nada más ni nada menos".

El abismo más profundo se abrió alrededor de su persona. ¡Pensar que tantos años no habían dado nada más que para lo que tenía ante el espejo!

Cerró los ojos y absorbió el aroma de su cóctel recién creado, listo para deleitar su células. Uhmmmmmm!!!!
Olvidaría aquel pensamiento, con un montón de canas en la cabeza, el estómago regular por culpa de su amiga M que no hacía más que enredarla todas las tardes, que si hoy a casa de tal, que si mañana a la fiesta de tal. No tenía tiempo de comprarse ninguna prenda de moda, ni tampoco para pensar en la respuesta adecuada y afilada que le daría a aquel señor descarado sabelotodo, que osó reprocharle su teoría sobre la evolución natural de la mujer, su supremacía y el reto al que se enfrentaba el hombre en este mundo en crisis donde día a día perdía más identidad. ¡Decirle a ella que se mirase al espejo!¡Pero si no dejaba de hacerlo! Que lo hiciese él y sus amigos gays reprimidos que sólo saben desear su culo, no el de Dothy sino el de ellos mismos (endogamiculos)…

El cóctel comenzó a hacer su efecto, dulce, relajante, brumoso…la siesta ocupó su mente, y se dejó caer en su abismo cotidiano de soledad certera.

4 comentarios:

Daniel dijo...

Dothy pensaba en sus palabras: "eres lo que eres ahora, nada más ni nada menos". Me fascina la gente que planifica con tiempo. Tengo amigos que ya saben dónde irán el próximo verano, tienen incluso la reserva del hotel. Otros resuelven papeleos futuribles y contratan planes de pensiones. A todos les va mejor que a mí, así que intento imitarlos y hago planes con visión de futuro. Mañana llevo el ordenador a arreglar.

13 dijo...

Pues yo ahora voy a leer unas páginas de un libro presente que me está sorprendiendo: El pez dorado, de JMG Le Clézio.Va de una niña que llega en patera a la península, como un cuento inocente y duro a la vez. He intentado hoy poner unos cristales en una puerta con una silicona que compré hace un año. La silicona se ha solidificado y me ha sido imposible realizar el plan que tantas veces he pensado de colocar los dichososo cristalitos. Ni el futuro ni el pasado están en mis manos, solo hoy, así que cuando deje este malditocondenaordenador seguiré con mi presente de lectura.

Bendik art dijo...

Es ahora
en el presente
cuando salen de mi boca serpientes
enjambres de abejas de mis oídos
Es ahora
cuando se abre mi pecho y escapan hienas
monstruos, murciélagos
todo lo innombrable
que me rodea y llena la habitación
Es ahora
que sin hacerles mucho caso
reposo en la certeza
de que mañana estarán domesticados

13 dijo...

Tus serpientes cantan suaves canciones, cuando salen de corazón caliente.
Después descansan sobre tu piel
y esperan que te despiertes,
ricas de tu sangre azul
como tus ojos de lobo frio.