domingo, 28 de marzo de 2010

De frente








¡Apelo a tu alma!

con el sonido de cien tambores.

¡Te reto!

Vierto una esencia que embriaga todos tus poros

Y, desde lo más lejano:

¡Te increpo!....

……y aspiro tu hilo dorado.

El aire se quiebra

Al fin, yo, te doy la mano.

2 comentarios:

El cadaver Exquisito dice... dijo...

in.quitante....


te sgo

XDDD

13 dijo...

ya te había visto cadáver, andamos algún k otro camino en común. desde akí te saludo. K