martes, 14 de diciembre de 2010

La primavera se ha escapado para rozarme

La primavera me roza brevemente, todas las tardes, cuando está cerca mi signo.


Hoy, sin ir más lejos llegando a casa: olía a dama de noche.

Prometen días muy fríos. Todo está contenido. Pero había un leve aroma que he podido sentir en una pequeña calle, cerca de mi casa. Siento el calor de los primeros rayos, el aire limpio y las promesas.

Una primavera nueva, libre en las horas, nueva y fresca.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mira éste;
"A veces, cuando la noche me aprisiona
suelo sentarme frente a una cabina telefónica
y contemplo las bocas que hablan
para lejanos oídos.
Y cuando el hielo de la soledad
me ha desvenado, los barrenderos moros
canturrean tristemente
y las estrellas ocupan su lugar, yo acaricio el teléfono
y le susurro sin usar monedas"
Félix Francisco Casanova.

P

13 dijo...

Precioso.Muchas gracias.