jueves, 17 de diciembre de 2009

DESEO:

Despertarme y oler el campo lleno de agua condensada que está detrás de la puerta, hace frío.
Comerme una paella de mi amigo Juanma pero que esté bien de sal.
Bailar cinco horas seguidas una música estupenda rodeada de mis amigos.
Leerme en una tarde la mitad de un libro, escrito por una mujer.
Comerme un revuelto de gurumelos.
Quedarme dormida en un sofá en ninguna parte, porque da igual el sitio.
Ver una película en el mismo sofá, despúés de despertarme.
Dormir 12 horas seguidas.
Mirar a los ojos de alguien que me mira de forma franca.
Y puedo seguir...

Mazinguer Z siempre ha sido mi ídolo, Buzo

7 comentarios:

el cumplidor de deseos dijo...

Tus deseos son asequibles, puedes trasladarlos fácilmente a la realidad. Quizás el único que necesite de una condición previa sea el de mirar a los ojos a alguien que te mira de forma franca, esta condición es si tú fuiste franca y honesta con esta persona, si no fue así difícilmente lo conseguirás. Este último depende de tí, el resto te los concedo todos

Anónimo dijo...

Yo puedo dejarte el sofá y también un libro, "Arrojada" de Carmen Camacho,es poesía, así que puedes llegar hasta la mitad incluso en estas cortas tardes de invierno.

Koji Kabuto.

kilometrica y submundos dijo...

Koji acepto tu propuesta pero hay un problemilla, no sé en k ciudad de todo el mundo vives, no sé si tendré k ir a Tokio, Moscú o a la plaza de los terceros que está en mi misma calle. La incertidumbre abismal de la red.

Anónimo dijo...

Pues vivo en el cráneo de Mazinger. No es muy grande pero tengo agua caliente, lavadora, una pequeña estufa catalítica y buenas vistas por la altura. Y un sofá, claro.
Nosotros te recogemos.
Koji

kilometrica y submundos dijo...

Koji no sé porqué pero ¿tienes cara de perro?no sé pero creo que te conozco. O puede ser que como voy también dentro de Afrodita A, te haya visto ahí subido en alguna ocasión.

Anónimo dijo...

Guau!..Sí que me conoces y claro que tengo cara y alma de perro. Por cierto espero que ya no te duela el bocado que te dí en el cuello la última vez que te ví.
No llevabas tu collar de pinchos y no me pude resistir, pero créeme, estaba jugando.

Tobi.

13 dijo...

Tobi ya te vale¡¡¡ Eres un perro, pero no el k yo pensaba,k seguro anda por akí oculto. Y sí me acuerdo de tus jueguecitos, de tu fuerza y tus colmillos. Tardé una semana o dos en curar, fue terrible todo el día con una venda en el cuello.Menos mal que un buen sofá lo cura todo. Ya estoy curada y ¡DE VACACIONES!