sábado, 30 de mayo de 2009

Salir airosa de una noche de fiesta


Para no sufrir terribles luchas interiores, tras una noche de descontrol, es fundamental quererse mucho a uno mismo.
Ayer estuve en Territorios, hablé con los guitarras de Cycle y con la china, su vocalista, que estaba algo mustia. Por lo visto ha sido madre y tenía más ganas de estar con su hijo que allí. Me sorprendió gratamente DATA. Nos regaló unos visuales con códigos de barras chulísimos y nos hizo bailar a lo grande.
Yo por mi parte, estuve muy pero que muy a gusto. Cada día me estoy queriendo más, es lo bueno de no tener novio, te das cuenta que tú, uno mismo, siempre estás ahí y que te puedes querer incluso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

no es tanto el descontrol aquello que me hace mirar hacia dentro, sino en que momento y por que razon se insatala en mi o vuelve a mi vida...

kilometrica dijo...

ya , pero si no te sientes muy bien y sales de marcha hasta el amanecer, la cabeza suele jugar malas pasadas. Con la resaca, la vida parece una mierda y preferirías no haber nacido y muchos menos haberte gastado tanto dinero en alcohol. De todas formas, la lucha interior puede aparecer en cualquier momento. Yo he pasado una rachita larga bastante regular donde ningún camino me aportaba luz, pero eso no me aporta nada así que ahora prefiero salir, quererme y no pensar, aunque me siga resultando bastante difícil. K

Anónimo dijo...

joder, que resacas mas malas que tienes tu...espero que no pensaras en que hubiera sido mejor no haber nacido en la mañana siguiente a la noche en que te conoci...

Anónimo dijo...

no sé k contestar ante el misterio del anónimo. K